Jun 30

Reflexiones de un Giputxi

Probablemente, a estas alturas, todo el mundo sepa que el día 13 de mayo se jugó la final de Copa de Fútbol. Siendo vasco o vasca, y viendo ETB, no creo que pueda haber mortal, por mucho que le parezca que el fútbol es el opio del pueblo, que no se haya enterado.

Pues en esa final jugaban el Athletic y otro, siendo el otro un equipo llamado Barcelona, que para quienes nos gusta el fútbol, es una delicia que la Sexta nos regale sus partidos.

Vaya por delante que soy un giputxi que lleva viviendo en Bilbao más de 22 años y que soy fiel seguidor de la Real, a las duras, más duras y a las maduras.

Dicen algunos que parafrasean refranes que en la vida se puede cambiar de nombre, de pueblo, de trabajo, de pareja, de casa, de lo que usted quiera, pero de equipo, nunca. Eso me pasa a mí, y a quienes son sujeto de esta pequeña reflexión.

Para quienes conocen Bilbao, puedo decir que desde que llegué yo, (no porque llegara yo) se empezaron todas las grandes obras que han transformado, y siguen transformando, la ciudad.  Como se dice vulgarmente, me las he comido todas. Estas obras han hecho de Bilbao una referencia mundial por su capacidad de transformación de una ciudad industrial a una ciudad de servicios.

Bilbao, ¡quién te ha visto y quién te ve!

Los aficionados inundaron Bilbao

Los aficionados inundaron Bilbao

Yo de Bilbao defiendo todo. Me parece una gran ciudad, entrañable, cercana, cálida, transparente, donde sus gentes sienten orgullo de pertenencia. Una ciudad limpia, acogedora, dinámica, viva.

No me gusta hacer comparaciones, porque nunca se compara lo mismo, ni quiero hablar ahora de las excelencias de las otras dos capitales.

Pues bien, en esta ciudad, en el botxo, acabo de vivir unas sensaciones que quizá hasta hoy no las había tenido nunca.

Cuando el Athletic tenía que jugar la semifinal contra el Sevilla ya se puso el puchero a hervir, y se los comieron con patatas. De ahí a la final, y después, todo ha sido una fiesta. Quizá, a veces, un tanto exagerada, pero con una intensidad de sentimiento contagiosa.

Todos los días anteriores al partido tuvieron su chispa, pero lo que yo viví el miércoles día 13 de mayo es algo difícil de expresar con palabras. Los sentimientos, las emociones, los gestos, los gritos, las risas, los abrazos, son mucho más expresivos que las letras de un humilde escritor de barrio. Lo que yo viví en el Arenal bilbaíno está por encima de las palabras. Solo de recordar las imágenes me vienen las lágrimas.

Vi a un pueblo vivo, capaz de conseguir lo que se proponga a nada que se lo proponga. Y no es tanto ganar títulos futbolísticos, sino vivir sentimientos de pueblo, todos, juntos, iguales, felices. Creo que el  Athletic es la disculpa.

He oído decir alguna vez que lo mejor de Bilbao es el Athletic. No es cierto, lo mejor de Bilbao es su gente. El Athletic es la institución que más les une.

Algunos periodistas pedían a Caparrós que si podía comparar con algo que hubiera vivido antes, y él lo asemejó a la salida de la Virgen del Rocío y la lucha de la gente por tocarla.

No es cierto Joaquín. Hay una gran diferencia. En el Rocío, (con todos mis respetos) la gente sin la Virgen no es nadie, y en Bilbao el Athletic sin su gente no sería nada.

Me quito el sombrero por un pueblo como el de Bilbao.

Pasión, entusiasmo, corazón, inteligencia, trabajo y diversión.

Sois muy grandes.

Josetxo Hernández Duñabeitia.

1 comentario

    • Ana on 24/07/2009 at 12:19

    Aupa Josetxo.

    Yo al igual que tu, tambien estuve en Bilbao el día de la final. Por mucho que me esforzara, no sería capaz de escribir lo que ese día sentí (yo si soy del athletic) pero de todas las reflexiones que he leído referidos al día de la final, he de decirte que la tuya es realmente bonita y el hecho de que seas de la Real solo pone de incapié que para muchas personas, entre las cuales yo me incluyo, el fútbol es algo mas que un deporte que mueve masas y que por desgracia frecuentemente desencuentra a las personas sino que hay momentos como los vividos el pasado día 13 de mayo en los que un partido de final de copa sirvió para unir a todo un pueblo.

    Un saludo para todos.

    Ana

Los comentarios han sido desactivados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: