«

»

oct 18

Implantación Metodolgoia 5s

Cuando explicamos un proyecto de implantación de la metodología 5S, escuchamos frases de este tipo:

Negativas: “Yo tengo muy claro donde guardo las cosas”, “todas son necesarias”, “si yo falto me tienen que llamar, el resto no sabe y no quiere saber”, “no quiero explicar donde tengo lo necesario porque estoy compartiendo mi conocimiento y me da miedo”,  “esto de las 5S es perder el tiempo y además es de sentido común”, “lo que hace falta es comprar más armarios o ampliar el almacén o archivo”, …

Positivas: “Tenemos un gran desorden”, “falta el/la responsable y no encontramos las cosas”, “perdemos mucho tiempo en encontrar y reponer lo necesario”, “necesitamos tener muy claro que tenemos y donde está y que necesitamos”, “es una buena metodología, la necesitamos,  está chupada y la vamos a aplicar correctamente”, CON ESTA NOS QUEDAMOS.images[1]

El objetivo de esta metodología es mejorar la Organización, Orden y Limpieza, de forma que contribuya a aumentar la eficacia y eficiencia de una organización, al mismo tiempo que mejorar las condiciones de seguridad y de comodidad en el área de trabajo, consiguiendo logros tales como:

  • Evitar dependencias.
  • Conocimiento de donde está lo necesario.
  • Reducción en el tiempo de búsqueda de lo necesario.
  • Reducir Suciedad.

Ante la implantación de cualquier proceso de mejora continua en las organizaciones, es conveniente partir de unas condiciones de trabajo y entorno óptimas. La metodología de las 5S permite la consecución de esas condiciones y se puede considerar como una metodología básica y como punto de partida para desarrollar  mejoras incrementales en las organizaciones.

Para abordar un proyecto de implantación de la metodología 5S, en primer lugar, la dirección o el equipo directivo, tiene que tener muy clara la necesidad de su implantación en algún área de la organización, definir el equipo de trabajo, destinarle recursos (tiempo y dinero), y reconocer el trabajo.

Partiendo de la premisa anterior, los pasos son sencillos, para lo cual desde ASLE recomendamos la utilización de la metodología 5S de EUSKALIT (Fundación Vasca para la Excelencia), es sencilla y muy práctica.

 FASE PRELIMINAR:

  • Elección del área/s de implantación que tenga clara necesidad de mejora.
  • Creación del equipo de trabajo y responsable del proyecto.
    • Equipo de trabajo,  contar con las personas del área que sean receptivas al cambio, positivas, entusiastas y con buena predisposición, asimismo si procede, tener en cuenta a personas de los diferentes turnos de trabajo.
    • En cuanto al responsable / facilitador/a del proyecto deberá ser el/ la encargado o mando intermedio del área en la que se  implante las 5S, y tendrá que  liderar al equipo de trabajo, motivarlo, tomar decisiones en momentos en los que no se lleguen a acuerdos, formar al equipo,  y  actuar de canal de transmisión al equipo directivo y al resto de personas del área, de la evolución del proyecto y de las necesidades y tareas.
    • Planificar el proyecto: aproximadamente 4 meses y una dedicación no inferior a 50 horas por persona del equipo y 100 horas por parte del responsable/facilitador/a.

 FASE DE IMPLANTACIÓN:

 Para cada una de las fases que se recogen en el esquema siguiente, el equipo tendrá que celebrar al menos dos reuniones de trabajo y desarrollar tareas entre reuniones.

 Con la aplicación de la metodología 5S, se consiguen logros tales como:

  • Retirada de utillajes obsoletos.
  • Reducción de gastos en compra de material o consumibles al ajustar stock.
  • Reducción media de un 60% en la búsqueda de necesarios.
  • Aumento de espacio.
  • Eliminación o tratamiento de las fuentes de suciedad.
  • Reducción en tiempos de limpieza.

 Además de estos logros medibles a través de indicadores, en muchas organizaciones está siendo utilizada como canal de recogida de mejoras y sugerencias, ya que son las personas que trabajan en las áreas de implantación, las verdaderas protagonistas de su realización y mantenimiento.

 A modo de resumen destacamos los errores que hay que evitar en una implantación de la metodología 5S:

  • La falta de compromiso de las Direcciones
  • No prever dedicación y dilatar la ejecución del proyecto más de 3-4 meses
  • Saltarse pasos de la metodología
  • Áreas grandes o no significativas
  • No aplicar la 5ªS “Seguir mejorando”: realizar auditorías y detectar mejoras. En muchas implantaciones y cursos de formación, ante la pregunta de cuándo se acaban las 5S, respondemos como el personaje de una película, mientras exista el área en el que se ha aplicado “hasta el infinito y mas allá.”
  • No divertirse (hay que pasarlo bien), pasamos muchas horas en nuestros puestos de trabajo.

 En ASLE  y SOPRECS, S.A., contamos con amplia experiencia en el apoyo en la implantación de la metodología 5S, de esta forma hemos ayudado a más de cien organizaciones tanto Sociedades Laborales como otras organizaciones, bien directamente,  o bien en colaboración con la Fundación Vasca para la Excelencia.

 Finalmente destacar que es una metodología sencilla, bonita, fácil de aplicar y como recogíamos inicialmente, “está chupado.”

%d personas les gusta esto: